La mejor forma de preparar una Tabla de Quesos

La mejor forma de preparar una Tabla de Quesos es cuestión de equilibrio. Si se toma un enfoque proporcional hacia sabores, texturas y colores, se está comprometiendo a el éxito que será la tabla elaborada.

La anatomía de una tabla de quesos ha sido dividida en 6 componentes:

  1. Tablas.
  2. Quesos.
  3. Panificados y Semillas.
  4. Dulces.
  5. Amargos.
  6. Frutas.

La tabla

La tabla puede ser una hermosa tabla de madera pulida, un plato de cerámica o un plato común. El tipo de tabla va a afectar solo la apariencia general, se puede usar la tabla según la ocasión (evento, presentación, reunión con amigos, encuentro familiar, etc.).

Lo importante si es elejir el tamaño en base a la cantidad de quesos que sirven. Ante la inseguridad, siempre es mejor optar por algo un poco pequeño ya que le dará a la tabla un aspecto abundante en vez de escaso.

En general, es mejor acomodar los quesos juntos, en estrecha colaboración, en lugar de tratar de difundir todo a través de una superficie más grande.

Los “acompañamientos” de la tabla de quesos, que no son quesos, se pueden administrar en la misma tabla con los quesos, o sobre recipientes individuales.

El Queso

Está parte es la más dificil de la tabla de quesos. Para saber, solo en Francia se producen 246 variedades de queso.

El queso se cálcula, minimo, 2 de cada variedad (suaves – fuertes – firmes – blandos – granulados – lisos) y 300 gramos por persona. Para los más esperimentados pueden también agregar quesos según el estacionamiento y el tipo de leche (vacuna, ovina, caprina) como otro indicador para escoger.

El Panificado y Semilla

Las galletas son la opción obvia y más práctica, hay de todo tipo. Los panes y grissinis también son excelentes adiciones cuando hay un queso para untar.

También se puede probar cosas fuera de lo normal, colocando en quesos blandos semillas o cereales inflados, creando una fantástica textura y combinación de sabor.

El dulce

El dulce es la parte más sencilla, las mermeladas, frutos secos, conservas y jarabes; todo lo dulce funciona bien con las ricas cualidades de muchos quesos.

El amargo

Los encurtidos a menudo hacen una aparición en muchos platos de queso, y por una buena razón. Realmente se complementan con los quesos. Los pepinillos, pimientos y pickles en general, hacen una buena compañia.

La fruta

Las frutas y los quesos son grandes amigos. Si no estás seguro de que frutas elejir, siempre se puede confiar en unos racimos de uvas y trozos de peras.

Fuente: El Portal del Chacinado 

Comentarios

Pin It on Pinterest

Share This