Vinos rosados: una excelente propuesta para el verano

Los vinos frescos son buenos aliados de los días de calor y van de maravillas con las comidas livianas. Los rosados se caracterizan por ser vinos amables, fáciles de tomar, que invitan a otra copa y refrescan el paladar. La variedad de rosados es amplia y cada vez más bodegas ofrecen entre sus líneas jóvenes alguna etiqueta. El estilo es diverso y hay tantos matices cómo enólogos.

 

Si bien los rosados de Malbec ganan una porción considerable de mercado, también los hay de Merlot, de Syrah, de Cabernet Sauvignon y de Pinot Noir, entre otros, con alternativas que le dan al segmento una dinámica interesante y con relaciones calidad-precio generalmente positivas. Por estas y muchas razones más, les recomendamos elegir un rosado como aperitivo o para maridar con algún plato que armonice. La clave es elegir un varietal del año, de una cosecha actual, ya que cuantos más jóvenes y frescos son, más se disfrutan.

 

Los rosados saltaron un escalón para superar sus preconceptos peyorativos, donde se los asociaba a vinos de mala calidad, solo para las mujeres o para quienes se inician en el mundo del vino. La tendencia cambió, hoy consiguen ejemplares de calidad que vale la pena conocer.

 

Aquí les recomendamos 3 rosados de Mendoza, de regiones y personalidades diferentes, pero que hacen honor a la variedad por sus cualidades.

 

La Flor Malbec Rosé 2012, de bodega Pulenta Estate, proviene de Alto Agrelo, en Luján de Cuyo. Seduce por su color tenue y brillante, con aroma fresco y frutal. Delicado al paladar, con aromas que recuerdan a jalea de membrillos. El final de boca es redondo, fresco y equilibrado.

 

Tapiz Malbec Rosé 2012, de Bodega Tapiz. Impacta por su intenso color rosado que logra gracias a las bondades de su terruño de altura en Tupungato, Valle de Uco. En nariz se destaca por su carácter frutal de cerezas y frutillas con delicados toques florales. En boca es persistente, fresco y equilibrado.

 

Zorzal Terroir Único Rosé 2011, de Bodega Zorzal Wines, proviene de viñedos en Gualtallary, a 1350 metros sobre el nivel del mar. Se destaca por su rojo brillante, aroma intenso y potencia frutal, con notas a frutilla, ciruela, guinda, ensalada de frutas y flores. Es muy fresco y equilibrado en boca. Un dato interesante: los rosados ya adoptaron la tapa a rosca, un cierre moderno y práctico que mantiene los aromas frutales mucho mejor que el corcho. Otra innovación que facilita el consumo: bienvenida la screw cap para esta variedad!

 

Fuente: Vinos.grandcru.com.ar & El Portal del Chacinado

Comentarios

Posts Relacionados

Privacy Preferences
When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in form of cookies. Here you can change your privacy preferences. Please note that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we offer.

Pin It on Pinterest

Comparte Esto