Morcilla por un tubo es lo último en comidas

“Morcilla por un tubo”, es lo último en comidas, un producto tradicional, la morcilla de calidad, en un envase novedoso, un tubo de plástico que se puede calentar en microondas y que permite realizar fácilmente canapés, tostadas, aperitivos.

El Salón de Gourmets, que se celebra en Madrid, ha reconocido la versatilidad y singularidad de un producto que mete en un tubo la tradicional morcilla de cebolla de Villada. El producto “Morcilla por un tubo”, de la empresa palentina Morcillas de Villada, ha logrado el Segundo Premio en la categoría de Versatilidad en la IV edición de Premios Salón de Gourmets.

El jurado de estos premios ha reconocido el producto Morcilla por un Tubo del empresario David Ramos Truchero, como el mejor ejemplo del esfuerzo y la imaginación de las empresas a la hora de lanzar nuevos productos, según ha informado la Diputación de Palencia.

Esta feria internacional de Alimentación y Bebidas de Calidad ha concedido el premio a la versatilidad a Morcilla por un Tubo por la singularidad de este producto, con el que su creador ha sido capaz de enriquecer el patrimonio gastronómico debido a sus múltiples aplicaciones.

“Es un producto tradicional, la morcilla de calidad, en un envase novedoso, un tubo de plástico que se puede calentar en microondas y que permite realizar fácilmente canapés, tostadas, aperitivos”, ha explicado su creador David Gómez Truchero.

morcilla-por-un-tubo-El-Portal-del-Chacinado

Con esta idea, inexistente en el mercado, la empresa palentina intenta posicionar la marca Morcilla de Villada asociada a productos innovadores, ampliar el nicho de mercado de esta empresa en el mercado nacional e internacional y fijar puestos de trabajo en el medio rural.

El jurado, formado por siete representantes del mundo de la alimentación y la gastronomía, ha seleccionado tres productos en cada una de las categorías de estos premios, versatilidad, innovación y presentación, y ha procedido a la entrega de los mismos en el Escenario Gourmets.

David Ramos Truchero representa a la quinta generación de esta familia de morcilleros que fundó Morcillas de Villada en 1829 en la localidad palentina de Villada, una empresa que lleva más de 186 años dedicados a ese embutido tan español Desde que sucedió a su padre, este empresario ocupa parte de su tiempo en darle vueltas a la cabeza para idear una forma de innovar y de llevar sus productos a más personas.

Hoy su fábrica está en Villacidaler, a tres kilómetros de Villada, donde se elaboran morcillas de arroz y de cebolla y novedosos productos como la crema de morcilla para untar, la morcilla sin sangre dirigida a testigos de Jehová, o la morcilla sin gluten.

Fuente:  El Portal del Chacinado

Comentarios

Posts Relacionados

Pin It on Pinterest

Comparte Esto