Aditivos y conservantes químicos utilizados en el procesamiento de la carne para embutidos y chacinados

Los aditivos alimentarios y la utilización de preservativos en las carnes siempre ha sido muy difícil hacer que mucha gente entienda el verdadero “porque” y poder distinguir entre las carnes con agregados “químicos” y las carnes naturales, antes y después de su procesamiento.

Sin embargo muchas personas no saben que la mayoría de las carnes y los alimentos procesados ​​contienen algún tipo de conservante o aditivo alimentario con ellos.

Incluso muchas carnes frescas incluyendo carne vacuna, de pollo y de cerdo pueden resultar positivos en esteroides y hormonas. Esto se debe a que a muchos animales se le dan hormonas de crecimiento y esteroides para aumentar su producción de carne. Varios estudios se han realizado sobre la relación entre las hormonas y esteroides en nuestro suministro de carne y el aumento de la tasa de crecimiento de nuestros hijos en el mundo de hoy.

Las carnes procesadas son productos cárnicos que tienen una vida útil más larga debido a los conservantes, muchas carnes como la de pollo ahora están llenos de aditivos que ayudan a extender el tiempo de refrigeración. Así como muchas carnes se están procesando para asegurar un tiempo más rápido de preparación.

Las carnes procesadas sin embargo contienen muchos nitratos que son aditivos químicos para mejorar la vida de anaquel. El nitrato de sodio es un aditivo que muchas empresas de procesamiento de carne usan para fijar el color de la carne, que, básicamente, hace que la carne se vea fresca con un buen color rojo. En los Estados Unidos una vez intentaron prohibir el aditivo nitrato de sodio en los años 70, pero los fabricantes de alimentos argumentaron que no había otra alternativa para la conservación de la carne que se envasa. Los nitratos como el nitrato de sodio, sin embargo pueden ser muy perjudiciales para muchos de nuestros órganos internos como el páncreas y el hígado.

Algunos de los tipos más comunes de las carnes procesadas que incluyen aditivos y conservantes son:

  • Bondiola.
  • Tocino.
  • Carnes frías como hamburguesas y salchichas.
  • Carnes enlatada.
  • Muchos embutidos.

El famoso “MSG” o glutamato monosódico es otra sustancia química que se encuentra en muchos de nuestros productos cárnicos elaborados. El MSG sin embargo puede conducir a muchos problemas neurológicos tales como las migrañas, la enfermedad de Parkinson y la enfermedad de Alzheimer. También se ha asociado que contribuye a la obesidad, infertilidad y la reducción del apetito.

Muchos estudios se han realizado sobre los productos químicos en la carne procesada y estos en su mayoría no aumentan el riesgo de desarrollar varios tipos de cáncer en las personas. La mayoría de la gente sin embargo, son conscientes de que excederse en la carne y especialmente carnes procesadas puede aumentar su riesgo de la ateroesclerosis y otras formas de enfermedades del corazón , incluyendo el aumento de su riesgo de colesterol alto.

Fuente: El Portal del Chacinado

Comentarios

Posts Relacionados

Privacy Preferences
When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in form of cookies. Here you can change your privacy preferences. Please note that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we offer.

Pin It on Pinterest

Comparte Esto