Principales Embutidos y sus características

Existe una gran variedad de embutidos, en los que predominan los cocidos, crudos y crudos madurados que se debe principalmente a las diferentes condiciones ambientales de la maduración y de los aditivos e ingredientes incorporados a la mezcla de ingredientes . Una forma de clasificarlos desde el punto de vista de la práctica de elaboración, reside en referir al estado de la carne al incorporarse al producto.

Clasificación de los Embutidos

Existe una gran variedad de embutidos, en los que predominan los cocidos, crudos y crudos madurados que se debe principalmente a las diferentes condiciones ambientales de la maduración y de los aditivos e ingredientes incorporados a la mezcla de ingredientes (Forrest, et al, 1994), lo que da lugar a que la maduración se desarrolle de manera peculiar para cada tipo de embutido.

Los embutidos crudos madurados, como en el caso de los chorizos, pueden ser clasificados de acuerdo a diferentes criterios como el grado de acidificación (de baja o de alta acidez), la presencia o ausencia de mohos en su superficie, la temperatura de maduración, la utilización o no de cultivos iniciadores en su fabricación, la consistencia (firmes o blandos), entre (Varman y Sutherland, 1998)

Una forma de clasificarlos desde el punto de vista de la práctica de elaboración, reside en referir al estado de la carne al incorporarse al producto.

En este sentido, los embutidos se clasifican en:

Embutidos crudos curados: aquellos elaborados con carnes y grasa crudos, sometidos a un ahumado o maduración. Por ejemplo: chorizos, salchichas, salames.

Embutidos escaldados: aquellos cuya pasta es incorporada cruda, sufriendo el tratamiento térmico (cocción) y ahumado opcional, luego de ser embutidos. Por ejemplo: mortadelas, salchichas tipo frankfurt, jamón cocido, etc.

La temperatura externa del agua o de los hornos de cocimiento no debe pasar de 75 – 80°C. Los productos elaborados con féculas se sacan con una temperatura interior de 72 – 75°C y sin fécula 70 – 72°C.

Embutidos cocidos: cuando la totalidad de la pasta o parte de ella se cuece antes de incorporarla a la masa. Por ejemplo: morcillas, paté, queso de cerdo, etc. La temperatura externa del agua o vapor debe estar entre 80 y 90°C, sacando el producto a una temperatura interior de 80 – 83°C.

Elaboración de Embutidos

Tradicionalmente la elaboración de embutidos ha sido meramente empírica, ya que no se conocía la relación entre la actividad microbiana, y los cambios, fundamentalmente sensoriales, que se desarrollaban en el producto durante el curado. En la actualidad sabemos que los cambios en la composición, sabor, olor y color que tienen lugar en los productos cárnicos fermentados se deben fundamentalmente a la macrobiótica natural o añadida, que se desarrolla en el producto durante la fermentación y maduración de este y ejerce una actividad enzimática intensa (Price y Schweigert, 1994)

Principales embutidos y sus características

Principales-embutidos-y-sus-características-el-Portal-del-Chacinado

Los productos cárnicos fermentados se pueden definir como una mezcla de carne picada, grasa, sal, agentes del curado, azúcar, especias, y otros aditivos, que es introducida  en las tripas naturales o artificiales y sometida a un proceso de fermentación llevado a cabo por microorganismos, seguida de una fase de secado. El producto final se almacena normalmente sin refrigeración y se consume sin tratamiento térmico. (Shiffner, et al, 1996).

Fuente: El Portal del Chacinado

Comentarios

Pin It on Pinterest

Share This

Para continuar utilizando nuestro Portal, debes aceptar el uso de cookies. En caso de no dar clic al botón mas información

¿QUE SON LAS COOKIES?

Una cookie es un fichero que se descarga en el ordenador/smartphone/tablet del usuario al acceder a determinadas páginas web para almacenar y recuperar información sobre la navegación que se efectúa desde dicho equipo.

El Portal del Chacinado utiliza en este sitio web cookies para prestación de servicios solicitados por el usuarios, ya sean gratuitos o de pago, analíticas para el seguimiento estadístico y el comportamiento de los usuarios, publicitarias y comportamentales para la gestión de espacios publicitarios en base a criterios como la frecuencia de los anuncios, el tipo de anuncios y respuesta del usuario al clic, etc.

El usuario podrá -en cualquier momento- elegir qué cookies quiere que funcionen en este sitio web a través de la configuración de su navegador. Si se desactivan estas cookies, el sitio web podrá seguir funcionando correctamente, pero algunos servicios podrían dejar de ser eficientes o con la actualidad requerida por el usuario.

El Portal del Chacinado no se hace responsable del contenido y veracidad de las políticas de privacidad de cookies de terceros, ni garantiza el correcto funcionamiento del portal en caso de desactivación global de las cookies.

Cerrar