Piadina Romagnola – Una de las recetas más típicas de Italia

Piadina Romagnola – Una de las recetas más típicas de Italia. La Piadina, como todos saben, es una de las recetas más típicas de la gastronomía italiana, típico de las provincias de la Romaña en la Región Emilia-Romaña; conocidos en todo el mundo y especialmente amado por millones de personas.

La Piadina, se parece a una hoja de masa en forma redonda con un delicioso relleno que puede ser uno de los más variados y va de acuerdo a los gustos y deseos del gourmet que va a comer:  la Piadina se rellena con mozzarella, tomate y jamón, o rúcula y queso fresco, o verduras, quesos y embutidos, en fin, la elección es ilimitada.

La historia de la Piadina tiene orígenes antiguos y  nada menos que el período de los etruscos, que utilizaban para preparar una pasta con los cereales,  con una forma redonda y rellena de verduras o salsas o se la utilizaba como una especie de pan. Tras la conquista romana de Etruria, muchas recetas se han incorporado en la tradición romana y entre ellos estaba también el pan sin levadura, que comenzó a ser consumidos en la antigua Roma. Una vez más, el antepasado de la Piadina de hoy, fue consumida con un relleno o como un sustituto del pan, aunque se debía  consumir rápidamente, porque después de unas horas, debido a la cocción inapropiada, se volvía tan dura que era incomible.

La Piadina sobrevivió hasta la Edad Media, cuando , debido a los impuestos y cuotas de trigo  para pagar al terrateniente del lugar, el pan era menos consumido en favor de estas masas redondas, que también podrían ser preparadas con harina de otros cereales. Durante el Renacimiento  la Piadina comienza a experimentar un declive muy pronunciado debido a las nuevas tendencias culinarias que se iban a desarrollar en las escuelas de cocina de la época. Fué entonces una comida sencilla de los campesinos y de los pobres que no podían pagar algo más y tenían que conformarse con los productos de la tierra. Llamado por Giovanni Pascoli “pan grosero de Roma”, la Piadina es un pastel de harina de cereales sin levadura y condimentado con manteca de cerdo o tocino, cocinado en una hoja de piedra de hornear o loza.

Pero la verdadera fortuna de la Piadina comienza sólo en el 40 ‘y el 50’ cuando comenzó el arribo de los turistas a lo largo de los caminos que conducen al mar gracias a los primeros comercios dispersos aquí y allá que ofrecían a bajo precio esta bondad fragante . Con el paso del tiempo, por supuesto, también la Piadina ha cambiado. No es en muy difícil encontrar a alguien  que utilize tortillas precocinadas que sólo hay que rellenar y  mantener en el fuego 2 minutos, estando listas para saborear.

Aquí les dejamos la receta de estas rápidas y deliciosas Piadinas para rellenar a gusto….

piadina-el-portal-del-chacinado

Ingredientes para 4 Piadinas de 25 cm de diámetro u 8 más pequeñas.

Harina 500g

Sal 1 cdita manteca o grasa de cerdo 75 gr o aceite de oliva virgen 5 cdas.

Agua o Leche 200 cm3

Bicarbonato 2 gr

Preparación:

En un tazón, vierta la harina y el bicarbonato de soda, agregue la manteca de cerdo  y agua caliente (o leche si lo prefiere un pan plano más suave) en el que ha disuelto la sal. La cantidad de agua (o leche) requerida debe ser tal como para obtener una masa consistente y dura, pero manejable.

 Mezclar con las manos durante unos diez minutos hasta que todos los ingredientes se unan de forma homogénea, colocar en un recipiente, cubrir con un paño húmedo y poner a reposar la masa durante media hora.

A continuación, dividir la masa en 4 bollos iguales, esta cantidad de masa es la necesaria para obtener 4 piadinas de diámetro 25 cm o en 8 partes si las desea de menor tamaño. A continuación estirar la masa con un palo de amasar, dejando un espersor de 4 a 5 mm, cortar la masa con un cortador del diámetro elegido dejando los bordes lisos.

Calentar una sartén antiadherente (hierro fundido ideal o arcilla) y cocinar las piadinas por ambos lados, de forma rápida y a fuego fuerte sin quemarlas. Durante la cocción (1-2 minutos por cada lado),  pinchar con un tenedor, para evitar que se formen burbujas  en la superficie. Una vez cocidas en ambos lados, puede rellenar las Piadinas con los ingredientes que usted tiene a mano, de acuerdo a sus gustos. Se recomienda servirlas calientes.

Fuente: El Portal del Chacinado

Comentarios

Pin It on Pinterest

Comparte Esto