Derribando el mito de que a mayor cocción, mejor cerveza

Nos hemos dado cuenta, participando en debates, conferencias o simples conversaciones sobre la producción cervecera, de que hay un mal entendido entre la calidad de una cerveza con el mayor, o menor tiempo, de cocción (hervor) que esta tuvo. Erróneamente, se suele pensar que mientras mayor es el período de cocción la bebida resultante será de mejor calidad. Es fundamental aclarar que éste aspecto no asegura nada si este proceso no se realiza con ciertos fines específicos.

La cocción, o hervor, es un momento fundamental dentro del proceso de la cerveza. La cocción del mosto marca la transición del proceso de fabricación de cerveza a su fase caliente a la fría; el mosto refinado es hervido para lograr diversos efectos:

  1. Esterilización: La principal razón del proceso de hervido es lograr esterilizar el mosto para asegurarnos de que esté libre de cualquier microorganismo que pudiese estar en el líquido, proveniente del ambiente de trabajo o de las maltas.
  2. Isomerizacion de alfa ácidos: Los alfa ácidos, resina responsable del único amargor del lúpulo, nos son solubles en agua, entonces para que quede el amargor es necesario que la materia orgánica, presente en el mosto, magnéticamente se atraiga a este compuesto (proceso llamado isomerización de alfa acidos) a través del hervor. En simples palabras, entre más tiempo y materia orgánica tengamos en el mosto lograremos una mayor extracción de alfa ácidos. Es importante aclarar que después de un largo tiempo de cocción (sobre 1 hora y media) ya no hay extracción o es mínima.
  3. Quiebre de proteínas (hot break): Al lograr un hervor prolongado y enérgico las proteínas que pueda tener el mosto son quebradas y sub divididas en aminoácidos y péptidos. Es importante tratar de romper la mayor cantidad de proteínas, ya que si quedan cadenas muy grandes, éstas pueden enturbiar nuestra cerveza si no decantan. Además, la levadura necesita grandes cantidades de aminoácidos.
  4. Evaporación de compuestos: Con el hervor no sólo logramos la evaporación del agua, sino que también logramos que otros compuestos también se evaporen y desaparezcan de la bebida. Esto es muy importante ya que algunos de dichos elementos pueden generar sabores no deseados.

Generalmente, un buen tiempo de cocción son 60 minutos. Sin embargo, hay otras técnicas en las cuales el mosto es hervido por 45, 70, 90, 100, 110 o, incluso, 120 minutos, para lograr distintos fines; como por ejemplo, caramelizar y obtener un sabor distinto en la cerveza junto con afectar el color. Lo que se busca finalmente, es tratar de extraer la mayor cantidad de alfa ácidos de los lúpulos para así tener un mejor rendimiento. Como resumen, hay que dejar en claro que la cantidad de hervor no quiere decir que una cerveza sea mejor que otra, a no ser de que a través del proceso de aumentar el tiempo de cocción estemos buscando algo determinado. Por ejemplo, las cervezas alemanas tiene un hervor más prolongado (incluso utilizan una técnica llamada Decocción, donde una porción del mosto es hervido por separado y luego agregado al resto así es posible obtener una mayor notas a caramelo en la cerveza).

 

Esperamos que esta simple y genérica explicación les haya ayudado a entender este proceso. Si tienen cualquier otra pregunta o desean entrar en detalles dejen, sus comentarios y felices responderemos las dudas.

Fuente: Coespuma.com & El Portal del Chacinado

Comentarios

Pin It on Pinterest

Share This

Para continuar utilizando nuestro Portal, debes aceptar el uso de cookies. En caso de no dar clic al botón mas información

¿QUE SON LAS COOKIES?

Una cookie es un fichero que se descarga en el ordenador/smartphone/tablet del usuario al acceder a determinadas páginas web para almacenar y recuperar información sobre la navegación que se efectúa desde dicho equipo.

El Portal del Chacinado utiliza en este sitio web cookies para prestación de servicios solicitados por el usuarios, ya sean gratuitos o de pago, analíticas para el seguimiento estadístico y el comportamiento de los usuarios, publicitarias y comportamentales para la gestión de espacios publicitarios en base a criterios como la frecuencia de los anuncios, el tipo de anuncios y respuesta del usuario al clic, etc.

El usuario podrá -en cualquier momento- elegir qué cookies quiere que funcionen en este sitio web a través de la configuración de su navegador. Si se desactivan estas cookies, el sitio web podrá seguir funcionando correctamente, pero algunos servicios podrían dejar de ser eficientes o con la actualidad requerida por el usuario.

El Portal del Chacinado no se hace responsable del contenido y veracidad de las políticas de privacidad de cookies de terceros, ni garantiza el correcto funcionamiento del portal en caso de desactivación global de las cookies.

Cerrar